El silencio no es mi idioma.

sábado, julio 22, 2006

La plaza del amor propio


A pesar de los tabúes existentes a la hora de abordar tópicos de contenido sexual en las sociedades modernas (que siguen teniendo rasgos medievales) mucho se ha hablado de la masturbación. Enciclopédicamente podemos definirla como la excitación, que puede ser manual o no, de los órganos genitales, frecuentemente hasta llegar al orgasmo, o la práctica que consiste en procurarse placer sexual uno mismo.

Sigmund Freud fue uno de los primeros en desenterrar, de la profundidad del secreto familiar y de la servidumbre, un hecho que debería ser absolutamente natural, de que los niños se masturban desde la cuna.

Pero no es concretamente de la masturbación sexual que quiero hablarles hoy, sino más bien de la masturbación política. La masturbación política se viene practicando en nuestro país desde hace muchas décadas, si bien es claramente un invento de los populistas gobiernos peronistas que nos ha tocado vivir y sufrir, hoy ningún partido queda afuera de esta práctica.

Pero se preguntarán, ¿en que consiste esta masturbación tan particular?. La masturbación política consiste en el hecho de autosatisfacción que le produce a un partido político determinado, el llevar gente a un recinto, plaza, estadio, microestadio, parque, etc, pagarles el traslado, darles de comer, darles los bombos y los redoblantes, los estandartes y las banderas, pagarle a los punteros políticos que arrían a esas masas y creer que esa gente concurrió autoconvocada, y que de algún modo apoyan su ideología, su campaña, sus ideas.

Es repetida la imagen de los micros que llegan del interior a las marchas, repletos de personas que no tienen la más pálida idea de lo que van a ir a escuchar. En su inmensa mayoría desconocen por completo la plataforma política de aquellos que les están dando el choripán y en algunos casos no conocen sus nombres siquiera. Por supuesto que no es su culpa, la necesidad, el hambre y la desocupación mandan y estoy seguro de que yo también subiría a un micro con mis hijos si fuese la única forma de darles de comer.

Lo curioso del caso es la retroalimentación de todo esto, la circularidad con la que funciona un sistema donde los mismos que generan pobres, son los que luego los utilizan para sus convocatorias.

Volviendo un poco a Freud, vemos que el periodo masturbatorio tiene que ver con la denominada "fase sádico anal", y que esta fase nos habla de que la persona se regocija con sus propias heces y de una retilación al deseo agresivo de cagar al otro. Esto aclara mucho más el panorama, en este paralelismo trazado entre la psicología y la clase política argentina.


Hace dos meses, el 25 de mayo de 2006, en un evento que se dio a conocer por los medios como "La Plaza del Si", el presidente Nestor Kirchner se masturbó en la plaza de mayo frente a 150.000 personas. Preparé un pequeño video que intenta mostrar LA GRAN PAJA PERONISTA. Con ustedes La plaza del amor propio.













Créditos:

  • Todas las fotos utilizadas para este video fueron tomadas en la plaza de mayo por mi AMIGO Nicolás Ramognino el 25 de mayo de 2006.
  • El tema elegido es "La canción del amor propio" del artista español Ismael Serrano.





2 Comments:

Anonymous Palo said...

Como ya sabrás, si hubiera un "partido de escépticos" Yo no seria parte del mismo...por escéptico justamente. Pero no debo negar que ver a esa cantidad de personas reunidas genera algún tipo de sensación en mí o por lo menos algún tipo de duda / curiosidad: quienes son todos esos zanguangos y que fueron a hacer ahí?? Obviamente mucho de ellos (la gran mayoría) fueron pagos (por el pancho y la coca llamale), algunos habrán ido porque así lo creian necesario (para el Pais??), unos pocos seguramente pensaron (incredulamente) que eso iba a ser un acto patriótico en lugar de político y más de uno seguramente no tenía otra cosa que hacer. La realidad es que desde siempre los MENOS que tiene lo MAS, manejaron a los MAS que tienen lo MENOS (si si..en la epoca medieval también)y para hacerte un paralelismo simpaticón...normalmente hay un pastor para varias ovejas...aunque si estos bichitos se fuera cada uno para su lado al mismo tiempo...el pobre pastor se quedaria sin nada...y eso somos mi querido... ovejitas guiadas por pastores que a su vez están guiados por sus ansias de poder. Ahora, la pregunta: alguna vez nos iremos cada uno para nuestro lado y los dejaremos a estos pastores malos sin nada...mmm...mi escepticismo me dice que no.

5:35 p. m.

 
Anonymous gaby said...

Hablando en términos sexuales: lo mejor es cuando Kirchner acaba.

9:22 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home